• Camiño da Moiania, Naves 1-3, Vigo
  • 986 26 30 22
  • info@bancoalimentosvigo.org

¿Como funcionan los bancos de alimentos?

La organización de un Banco de Alimentos se orienta a un funcionamiento similar al de una empresa, con distintas áreas y un equipo de dirección.

Áreas de Aprovisionamiento y Transportes, Almacén, Distribución, Contabilidad, Mecenazgo, Comunicación y Dirección.

Todo esto, llevado a cabo con rigurosa profesionalidad, está presidido por un espíritu de solidaridad con los que padecen los efectos de la pobreza y así, se vive y se identifica con los destinatarios de su trabajo, sin que importe pasar por la vergüenza de tener que pedirlo todo.

  1. Se buscan empresas que estén dispuestas a dar, de modo gratuito, los excedentes que, de otro modo, se destruirían. Toda empresa, por definición, lanza al mercado más productos que los que espera vender, asimismo, los hay que no pasan el control de calidad, por motivos ajenos a la calidad del producto, como desperfectos en los envases, etiquetado, etc. Y, sin embargo, todos ellos son perfectamente consumibles. (Además, algunas de estas empresas desean cooperar con productos según su generosidad, aunque no sean excedentes).
  2. Se aceptan las distribuciones gratuitas de excedentes alimentarios del Fondo Social de la Comunidad Europea.
  3. Se aceptan donativos de particulares, se hacen colectas de muchos tipos y se arbitran sistemas que permitan recoger lícita y gratuitamente alimentos.
  4. Se admiten subvenciones y ayudas de dinero, con las que se mantiene la estructura mínima del Banco de Alimentos: nave de almacenamiento, cámaras frigoríficas, pesas, carretillas, transportes, teléfono, etc. si bien el transporte, de ordinario, corre a cargo de la empresa que dona los productos.
  5. Se almacenan, en general por breve tiempo, los alimentos, de forma que estos puedan, ser distribuidos y consumidos dentro de plazos de consumo preferente.
  6. Se distribuyen gratuitamente a los centros de acogida necesitados, comprometiéndose los receptores a cumplir las condiciones que se les exige.
  7. Todo ello se hace con personas que prestan su capacidad profesional y su tiempo de manera absolutamente voluntaria. No se cobra bajo ningún concepto.
  8. Jamás se da comida a particulares, sólo a los centros asistenciales que estén adheridos a nosotros.